Get Adobe Flash player

propiedades

Un estudio de la universidad de Hokkaido en Japon, publicado en el ‘Journal of Agricultural and Food Chemistry” parece demostrar que los propóleos podrían ser un remedio eficaz contra la pérdida de cabello.
El propóleo estimularía el crecimiento del pelo sobre ratones cuyas propiedades genéticas son cercanas de las del hombre.

Varios estudios comprobaron que el propóleo inhibe la síntesis de interleuquina-1 y de ácido nítrico en leucocitos humanos.

El propóleo también se puede utilizar como anestesia local.

Con el surgimiento del comunismo, Rusia quedó aislada en relación a las nuevas medicinas y tecnologías, por lo tanto comenzó a resurgir el uso de medicinas naturales, como el propóleo.

En los años 50 se utilizaba en Rusia y Europe del Este como anestesia para uso odontológico con muy buenos resultados.

El propóleo ayuda a la formación de anticuerpos; a su vez se refuerza la fagocitosis y aumenta el contenido de Properdina en la sangre.  Se utiliza para el tratamiento de cualquier tipo de inflamación

El propóleo ejerce efectos inhibidores frente a una cantidad enorme de virus, como por ejemplo los virus de la viruela vacuna, la influenza, el herpesvirus, la influenza aviaria, la infección vírica bursal, etc.

Esta actividad se atribuye al contenido en compuestos fenólicos, principalmente ácido cafeico, ésteres de los ácidos cafeico y ferúlico y agliconas flavónicas.

Esta propiedad se debe a la cantidad de flavonoides que tiene el propóleo.

El propóleo ayuda a poner en movimiento los mecanismos de autoreparación en casos de articulaciones dañadas o sea de reumatismo.

En las colmenas, en donde las temperaturas son muy altas y es fácil la producción de hongos, el propóleo sirve en la eliminación de los mismos y así la colmena permanece estéril.

Estudios han indicado que el propóleo tiene efecto sobre casi 40 hongos que pueden atacar la piel.

El diluyente del propóleo, aceite, etanol, propilenglicol o glicerina también influye en su actividad antifúngica.

El propóleo es antiparasitario o sea que ayuda a luchar contra los problemas de alergias como el asma.

Es importante destacar uno de los usos que las abejas hacen del propóleo en relación a su propiedad antibacteriana.